El precio de la vivienda emprende la escalada: subirá hasta un 6% en 2022

0

Fuente: Expansión

En 2020, el inmobiliario culminaba una fase de madurez, pero el Covid-19 ha roto con el ciclo. En 2021, la mejora de previsiones augura un nuevo despertar de la vivienda donde las grandes capitales vuelven a protagonizar las subidas.

Volver a empezar… otra vez. El inmobiliario despierta del letargo en que le había sumido la pandemia. La crisis del Covid-19 le ha valido al sector para saltarse medio ciclo de ralentización y hacer reset con los precios: borrón y nuevo ciclo expansivo a la vuelta de la esquina. La vivienda volverá a subir en 2022, y en el primer trimestre los precios crecerán hasta un 6% interanual en algunas capitales, según las previsiones elaboradas por urbanData Analytics para EXPANSIÓN. El encarecimiento medio en España será del 3,3%, según las estimaciones de R.R. de Acuña.

“El proceso de vacunación, la prórroga de los ERTE y una ligera reactivación de la economía por la relajación de las restricciones han influido en la reactivación del sector”, explican desde urbanData. A esto hay que sumar la reciente mejora de las previsiones macroeconómicas por parte de organismos como la Comisión Europea, el Banco de España o el FMI, que han situado a España como la economía de la zona euro que más crecerá en 2021.

Pero para entender lo que va a ocurrir conviene remontarse primero a la postal prepandemia. A principios de 2020, cuando España aprovechaba los últimos vientos de cola y la desaceleración económica se asentaba en el horizonte, el inmobiliario entraba de lleno en una fase de madurez: los precios tocaron techo en grandes capitales que habían sido locomotora de la recuperación, como Madrid o Barcelona, mientras que las ventas en 2019 cerraron con una caída del 2,5%, y no se esperaban grandes repuntes a futuro.

Con la irrupción del Covid- 19, el ciclo inmobiliario saltó por los aires. Fin de la consolidación. Solo había dos alternativas: la vivienda podía sumirse en una nueva crisis sin precedentes o renacer con un nuevo ciclo expansivo, como si los últimos cinco años de recuperación de precios no hubieran existido. “Volvemos a empezar de nuevo, con unos precios que no están tirados por tierra como en 2009, pero que han bajado en el centro de las grandes ciudades”, explica Gonzalo Bernardos, profesor titular y director del Máster Inmobiliario de la Universidad de Barcelona.

En 2020, la venta de vivienda cayó un 21,5%, según el INE. Descenso que continuó durante los primeros meses de 2021 (ver información en página 25). Y aunque las compraventas se anotaran un aumento del 21,9% en el primer trimestre de 2021, si se compara con 2019, el dato se traduce en un descenso del 10,6%. “Hay mercados muy tocados”, explica Bernardos tras consultar los datos de compraventas del Ministerio de Fomento, donde se observa cómo en la mayoría de localidades de playa hubo caídas del 30% en 2020, que alcanzaron el 55% en Adeje, el 22% en Madrid o el 24% en Barcelona.

Autora: Inma Benedito

Comparteix:

Envia·ns un comentari