La pandemia provoca una caída de casi el 30% en la inversión inmobiliaria

0

Fuente: El Periódico.

Las oficinas concentraron casi un tercio de todas las operaciones gracias a las realizadas a lo largo del primer trimestre. La logística y la actividad comercial fueron las que mejor resistieron.

El volumen de inversión en el sector inmobiliario español cerró el año 2020 con 9.000 millones de euros, lo que representa una caída del 29,3% respecto al año anterior, como consecuencia del ajuste que ha causado la pandemia de coronavirus en la economía, sobre todo en los países con mayor exposición global como España. En el último trimestre del año, pese a que consiguió incrementar la inversión un 27,7% respecto a los tres meses inmediatamente anteriores, el balance todavía fue negativo, un 31,3% más bajo que en el último trimestre del 2019.

«La pandemia ha provocado un ajuste severo en la economía a nivel global, más acentuado en países con mayor exposición a la misma, como es el caso de España. Tras la contracción de 2020, el efecto y la difusión de las vacunas, unido a la aplicación del fondo europeo de recuperación (NGEU), serán claves para la reactivación económica prevista para 2021 y 2022», destaca el informe Mercado de inversión en España, de BNP Paribas Real Estate.

Si se excluye el volumen registrado en el mercado residencial en alquiler, la inversión desciende hasta los 7.600 millones de euros hasta el 31 de diciembre, lo que supone un descenso anual del 29,0%. A pesar del contexto actual, factores como el elevado capital existente en los mercados y un entorno de tipos en niveles mínimos históricos, unido a las rentabilidades atractivas que ofrece el sector inmobiliario frente a otras alternativas de inversión, empujan a los inversores hacia este sector, pese a las dificultades impuestas por la evolución de la economía, apunta el consultor inmobiliario.

Las oficinas aglutinaron el grueso de la inversión, al concentrar el 26% del total, aunque gracias a los registros elevados del primer trimestre. Durante el resto del año la actividad se ralentizó. En segunda posición se situó el sector comercial retail, con el 22%, seguido del sector de la logística, con el 17%.

Si se tiene en cuenta únicamente el periodo de pandemia, abril-diciembre, son estos dos sectores los que han aglutinado prácticamente la mitad de los 5.628 millones de euros registrados en ese periodo, seguidos de oficinas, con el 21% del total.

El volumen de inversión registrado en el sector de retail en los últimos tres meses se situó en 645 millones, incrementando la cifra agregada anual de inversión en este segmento a 1.990 millones de euros. Fue el único sector que aumentó la actividad respecto a 2019, concretamente un 3%, gracias a las operaciones registradas en supermercados e hipermercados.

El área de la logística ha sido el más dinámico y uno de los más resistentes a la pandemia. El incremento de la demanda de plataformas logísticas debido al crecimiento exponencial del comercio electrónico y compañías de alimentación, principalmente, unido a las rentabilidades que ofrece este sector, han convertido la logística en un activo muy codiciado por todo tipo de inversores. Alcanzó una cifra de inversión de 1.550 millones de euros, lo que supone un descenso anual del 16%, debido al gran volumen de las compras de Prologis, primer operador logístico en España. Las oficinas acumularon 2.382 millones, un 49% menos, por el fuerte descenso de la actividad registrado desde el inicio del confinamiento. «Aunque el impacto en este sector está siendo importante en la ocupación y la demanda, se espera que tenga un efecto coyuntural, si bien las compañías tendrán que adaptar sus modelos de ocupación a nuevas necesidades», explica el informe.

Los fondos institucionales representaron en torno al 68% del capital invertido en España, aunque destaca también la actividad llevada a cabo por socimis, compañías inmobiliarias y aseguradoras, que, entre las tres, concentraron el 38% del volumen transaccionado.

Inversores locales y socimis

El origen de los inversores en 2020 fueron principalmente alemanes (17%), estadounidenses (15%), británicos (10%) y franceses (9%), además de las operaciones realizadas por inversores locales y socimis, que representaron el 27%.

El informe destaca que el mercado inmobiliario mantendrá su atractivo en 2021 para consolidarse como líder de la inversión alternativa. Con un entorno de tipos como el actual, el bono español a 10 años en valores negativos, habrá interés de inversores especializados, pero también de los que se proponen transformar y generar valor en los activos, así como de inversores que buscan oportunidades en la actividad turística (hoteles principalmente).

Autor: Max Jiménez Botías

Comparteix:

Envia·ns un comentari