La ‘desescalada’ permite generar empleo en construcción y hostelería

0

Fuente: Expansión

EN MAYO SE CREARON 188.000 EMPLEOS/ 388.000 trabajadores recuperaron sus ocupaciones tras el ERTE, y otros tres millones permanecen en la cobertura. En número de parados es el peor mayo de la historia.

La paulatina atenuación del estado de alarma por el coronavirus, en la mayor parte de España, comenzó a despertar la actividad económica en mayo y, con ello, la recuperación del empleo.  
La afiliación a la Seguridad Social de trabajadores ocupados aumentó el mes pasado en 187.814 personas. Es la primera vez que se registra un crecimiento del empleo desde que el 12 de marzo el Gobierno decretase el estado de alarma para combatir la crisis vírica. En marzo se destruyeron 900.000 empleos y otros 50.000 más, en abril. No obstante, el número de parados en mayo aumentó en 26.573, la cifra más elevada de la historia en dicho mes. 

La construcción y la hostelería comenzaron a recuperar empleo en mayo, a medida que las comunidades autónomas reanudaron parte de su actividad, por la reducción de los contagios y de los fallecimientos por coronavirus. La construcción creó desde el día 1 al 31 de mayo 50.035 empleos y rebajó su desempleo en 27.717 personas. Este ha sido uno de los primeros sectores en beneficiarse de la atenuación de las medidas de lucha contra la pandemia, incluyendo la rehabilitación de viviendas. 

Poco a poco también va avanzando la hostelería, a medida que el Gobierno permite aumentar los espacios de atención al cliente y la ocupación del local. El empleo en la hostelería aumentó el mes pasado en 35.401 personas. Es una de las causas de que la ocupación en el sector servicios creciese en mayo en 88.523 personas. El paro en el mismo sector, sin desagregar la hostelería, creció  en 40.784 personas. También hay que tener en cuenta que este fue uno de los primeros sectores  y más perjudicados por la decisión del Gobierno de parar la economía. 

Si los datos totales de afiliación se miden con la evolución media de la ocupación en  mayo, entonces el empleo creció en 97.462 personas. Es el peor resultado en dicho mes desde 2009, cuando en plena crisis económica, el empleo aumentó en 69.304 trabajadores. 

Regulación  de empleo 

En cualquier caso, también hay que tener en cuenta  que, según informaron ayer los ministerios de la Seguridad Social y de Trabajo, hay tres millones de personas con un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE). Es decir que, a pesar de que tienen el contrato suspendido o que tienen reducción de jornada y de salario, son trabajadores que mantienen el empleo. De ellos, 2,6 millones estaban bajo un expediente de fuerza mayor, causado por los efectos de la epidemia del coronavirus. Y el resto, con un expediente provocado por causas económicas, tecnológicas, organizativas y de producción. 

No obstante, no hay que olvidar que si, tras el estado de alarma la situación no mejora claramente para muchas empresas, la mayoría de estos trabajadores pueden ser despedidos definitivamente, por medio de un expediente de regulación de empleo. A este respecto, un dato positivo en mayo es que 387.995 personas recuperaron plenamente su trabajo en mayo y salieron del ERTE, como consecuencia de la paulatina atenuación del estado de alarma de la actividad económica, y dentro de las diferentes fases en las que están las comunidades autónomas.

Si la pandemia lo permite es previsible que, en los próximos meses, continúe la recuperación del empleo y el paro comience a bajar a medida que vuelva la normalidad a la economía, aunque será muy por debajo de los niveles de años anteriores.  
Hay que reseñar que el Producto Interior Bruto (PIB) cayó un 5,2% en el primer trimestre del año, y la tendencia va a continuar a lo largo del año. El Gobierno ha pronosticado una caída del PIB del 9,2%, aunque el Banco de España no ha dudado en hundir su estimación hasta superar el 12% de descenso. 

Además, a estas alturas de la temporada turística va a resultar imposible recuperar el nivel de visitas internacionales de otros años, superior a los 80 millones de personas. Pero también el turismo nacional, que se ha perdido por  la crisis económica. 

Como ya se ha citado anteriormente, no es normal que el paro suba en mayo en los servicios en 40.784 personas, a pesar de que la ocupación ha crecido en 88.523 personas. La actividad económica no permite absorber toda la demanda de empleo.  

Construcción 

Mejor evolución tiene la construcción. El mes pasado el empleo aumentó en 50.035 personas, y el desempleo descendió en 23.717 personas. La ocupación creció en la industria en 11.929 trabajadores y el desempleo apenas cayó en 262. El empleo creció en la agricultura en 21.369 personas, y el paro subió en 710. 
Desde el 16 de marzo hasta el 31 de mayo, el Servicio Público de Empleo Estatal reconoció 3.748.009 trabajadores con prestaciones del paro, debido a un expediente de regulación temporal de empleo provocado por la epidemia. Precisamente, por esta razón, 6 millones de personas cobraron una prestación en mayo, lo que supuso un desembolso de 5.121 millones de euros. 
En todos los casos, los servicios de protección por desempleo están haciendo el mayor esfuerzo de su historia. Tanto, en el presupuesto empleado, como en el número de personas cubiertas. 

La cifra total de parados al terminar el mes de mayo era de 3.857.776, lo que supone un incremento de 778.285 trabajadores respecto al mismo mes del año pasado, con un aumento relativo del 25,27%. La cifra total de afiliación a la Seguridad Social en el último día de mayo era de 18.584.176 personas. Desde que comenzó la pandemia se han perdido 760.000 empleos, y 885.985 en el último año, con una caída, en términos relativos, del  5%.

Comparteix:

Envia·ns un comentari