Bruselas prevé que el PIB caiga un 9,4% y el paro suba al 18,9% en España en 2020

0

La Comisión Europea (CE) calcula que el Producto Interior Bruto (PIB) español caerá un 9,4 % y que la tasa de paro aumentará hasta el 18,9 % este año como consecuencia de la pandemia de coronavirus y las medidas de confinamiento impuestas para frenarla.

El Ejecutivo comunitario proyecta además que el déficit público se incrementará en 2020 hasta el 10,1% del PIB y que la deuda pública escalará hasta el 115,6% del PIB, según sus previsiones macroeconómicas de primavera publicadas este miércoles.

Las previsiones de Bruselas son similares a las del Gobierno español, que calcula que la economía se contraerá un 9,2% y el paro llegará al 19%, mientras que el déficit subirá al 10,3% del PIB y la deuda a su máximo histórico del 115,5% en 2020.

¿Qué pasará en 2021?

La Comisión Europea prevé que la economía española rebote una vez que se levanten las restricciones, pero advierte de que la recuperación solo será parcial en 2021 y desigual entre sectores.

Bruselas señala que las medidas de confinamiento y la suspensión de las actividades esenciales tendrán un impacto “sin precedentes” en la actividad económica que llevará a una contracción del PIB del 9,4% en el conjunto de 2020, contando con que la actividad se reanude gradualmente en el segundo semestre.

Las manufacturas se recuperarán más rápido que los servicios, dónde las restricciones para el turismo o el comercio minorista durarán más, mientras que la industria podría no llegar a normalizarse este año debido a la baja demanda global y los problemas en las cadenas de suministro, prevé la CE.

En 2021, Bruselas espera que la actividad repunte y el PIB crezca un 7%.

La recuperación del mercado laboral será “mas lenta”

La Comisión prevé además que la tasa de paro en España suba del 14,1% al 18,9% en 2020, un incremento que solo se revertirá parcialmente en 2021, cuando bajará al 17%.

Bruselas señala que la aplicación de numerosos Expedientes de Regulación Temporal de Empleo, aunque mitigarán parcialmente el impacto, no han evitado una “rápida caída del empleo, en particular entre los trabajadores temporales”, y advierte de que, aunque parte de este empleo se recuperará cuando se retome la actividad, la recuperación del mercado laboral será “más lenta”.

Un déficit público disparado

Por el lado fiscal, la Comisión espera que la recesión dispare el déficit público hasta el 10,1% este año debido a la caída en los ingresos por impuestos y al aumento del gasto social, por el pago de los ERTE y prestaciones por desempleo, y del gasto sanitario.

A estos factores se suman la subida de las pensiones y del salario de los funcionarios aplicadas en 2019, que ya contribuyeron a elevar tres décimas el déficit de ese año al 2,8% del PIB, recordó Bruselas.

En 2021, el déficit bajaría al 6,7% dado que las medidas por la pandemia son temporales.

El aumento del déficit y la caída del PIB llevarían a su vez a un aumento de 20 puntos en la deuda pública hasta el 115,6% del PIB este año, para bajar al 113,7% en 2021, según la Comisión.

Pronostica que la eurozona caerá un 7,7% en 2020

La Comisión Europea prevé que la economía española rebote una vez que se levanten las restricciones, pero advierte de que la recuperación solo será parcial en 2021 y desigual entre sectores.

Por otra parte, Bruselas espera que la economía de la eurozona caiga un 7,7% en 2020 por la pandemia del coronavirus, mientras que en el conjunto de la Unión Europea (UE) anticipa un descenso del 7,4%.

Tras la acusada caída de este año, Bruselas pronostica que el PIB de los países de la moneda única volverá a crecer un 6,3% en 2021, en tanto que en los veintisiete avanzaría un 6,1%.

Una recesión histórica y una recuperación desigual

Las autoridades comunitarias prevén una “recesión de proporciones históricas” este año “a pesar de la rápida y extensa respuesta tanto a nivel de la UE como a nivel nacional”.

“Ahora está bastante claro que la UE ha entrado en la recesión más profunda de su historia”, ha subrayado en una rueda de prensa el comisario de Economía, Paolo Gentiloni. El italiano también ha advertido de que la recuperación será “desigual”, puesto que “no todos los países saldrán de la crisis con la misma velocidad”.

Las diferencias de las que habla Gentiloni quedan patentes en las previsiones de Bruselas para este año. Aunque todas las economías del bloque sufrirán contracciones, en algunos Estados miembros superarán incluso el 9%, mientras que en otros serán menos pronunciadas.

España lidera la recesión junto a Grecia e Italia

Dentro de la eurozona, las economías de Italia y España, los dos países más afectados por la pandemia, registrarán caídas de su PIB del 9,5% y el 9,4%, respectivamente. Pero el peor pronósitco es para Grecia, cuya economía -también muy dependiente del turismo– se hundirá un 9,7%.

Después de ellos, el PIB de Francia será el cuarto de la zona euro con una mayor caída (-8,2%), seguido de Lituania e Irlanda (-7,2%), Chipre (-7,4%), Bélgica (-7,2) y Letonia y Eslovenia (-7%). Menos pronunciadas serán, por su parte, las recesiones de Estonia (-6,9%), Portugal y Países Bajos (-6,8%), Eslovaquia (-6,7%), Alemania (-6,5%) y Finlandia (-6,3%).

Solo tres países de la moneda común tendrán reducciones de su PIB inferiores al 6% y serán Malta (-5,8%), Austria (-5,5%) y Luxemburgo (-5,4%).

Fuera de la eurozona, la economía de Croacia se contraerá un 9,1%, la de Bulgaria un 7,2% y la de Hungría un 7%. Tras ellos se situarán, según las previsiones de Bruselas, República Checa (-6,2%), Suecia (-6,1%), Rumanía (-6%), Dinamarca (5,9%) y Polonia (-4,3%).

Comparteix:

Envia·ns un comentari