La regulación del alquiler eleva el uso de fórmulas para asegurar el cobro de la renta

0

Fuente: Cinco Días

Los dueños tiran en mayor medida de gestores y seguros de impago ante la limitación de garantías, lo que puede repercutirse en precios

Además de aumentar la duración de los contratos, la reciente regulación de los alquileres ha limitado a dos mensualidades las garantías adicionales al mes de fianza que los propietarios pueden exigir a los inquilinos. Unas medidas que en principio buscaban proteger a los arrendatarios y evitar situaciones de abuso, pueden estar teniendo un efecto contraproducente.

La limitación de las fianzas, antes dejada a elección de las partes, ha provocado que los dueños sean mucho más meticulosos a la hora de seleccionar un posible candidato. “El propietario ahora filtra mucho más, lo que acaba expulsando del mercado a las familias que no puedan demostrar la suficiente solvencia”, señala el socio fundador de Alquiler Seguro, Antonio Carroza.

Para asegurarse de tener ante sí un futuro arrendatario solvente, el propietario puede recurrir al Fichero de Inquilinos Morosos (FIM) para analizar el histórico de los posibles candidatos y ver si han pagado religiosamente su alquiler o si han tenido antecedentes de poca solvencia. En todo caso, la consulta del fichero requiere del consentimiento expreso del inquilino. Lo mismo para incluirle en él –desde el primer impago–, una opción que debe quedar recogida en el contrato, detalla el director de estudios del FIM, Sergio Cardona. “Se trata de una herramienta preventiva para evitar la morosidad, ya que se analiza el histórico y la capacidad de pago futura, atendiendo al tipo de ingresos y la situación laboral”, prosigue.

Comparteix:

Envia·ns un comentari